X

Envía un WhatsApp y asegura tu cita con el Quiropráctico el Dr. Jorge Armando García González de mayor prestigio

1

Terapia cognitivo-conductual (TCC)

Vivir con dolor puede ser difícil, especialmente si es un dolor a largo plazo o crónico. El dolor crónico es un dolor que dura por 3 meses o más tiempo. Puede hacer que no duerma bien, que se sienta cansado e irritable y que tenga dificultades para hacer actividad física o trabajar. Puede causar tensión en sus relaciones con seres queridos también, dándole dificultades para ser la clase de amigo, padre o pareja que quiere ser. Puede sentirse estresado o deprimirse o ponerse ansioso. Y estos sentimientos pueden empeorar su dolor, porque pueden darle dificultades para manejar su dolor.

Aprender a controlar el dolor puede ayudarle con todas estas cosas. En la mayoría de los casos, el dolor crónico puede controlarse de modo que puede seguir con su vida y hacer sus actividades diarias. Una manera en la que puede ayudar a controlar su dolor y a sobrellevarlo es pensar de manera saludable. Sus pensamientos son algo que usted puede controlar. Usted puede aprender técnicas para hacer que sus pensamientos sean más útiles y alentadores.

La terapia cognitivo-conductual, también llamada CBT en inglés, es una forma de ayudarle a estar bien y a sobrellevar el dolor cambiando su forma de pensar. Y la forma de pensar afecta cómo se siente. Los pensamientos negativos pueden empeorar el estrés y el dolor. Pensar en forma saludable puede ayudar.

La CBT a menudo se usa para ayudar a que las personas piensen en una forma más saludable y equilibrada. El objetivo es cambiar cómo piensa acerca del dolor para que su cuerpo y su mente respondan mejor cuando tenga dolor.

Otra técnica, llamada terapia de aceptación y compromiso (ACT, por sus siglas en inglés), ayuda a sobrellevar el dolor crónico al ayudarle a aprender a aceptar los sentimientos negativos. Usted aprende a basar sus decisiones y acciones en sus valores personales, más que en sentimientos negativos. Pensar saludablemente puede eliminar los obstáculos para hacer actividad física, como los pensamientos desalentadores. Esto ayuda, porque el dolor también puede mejorar con la actividad física, como caminar y nadar.

Cambiar su forma de pensar le llevará un tiempo. Sea paciente consigo mismo a medida que aprende a pensar saludablemente. Es posible que no le parezca bien al principio, porque está probando algo nuevo. Pero con práctica diaria, se volverá más fácil y se sentirá más natural. Y es algo que puede empezar a hacer hoy.

Terapia cognitivo-conductual (TCC)


Cuento con amplia experiencia en el Terapia cognitivo-conductual (TCC)

Agenda tu cita para ayudarte a aliviar tu padecimiento mediante el Terapia cognitivo-conductual (TCC)

¿Necesitas informes sobre Terapia cognitivo-conductual (TCC) o quieres agendar una cita?